No sé cómo has llegado a la maternidad, pero en algún momento, dentro de los primeros dos años, vas a pensar: “Quién me mandaría a mí meterme en este berenjenal”.

¡Bienvenida a la maternidad!

Te adelanto que la maternidad es meter todos los sentimientos que se te ocurran en una coctelera y agitar muy fuerte, muy fuerte… 

Vas a disfrutar, llorar, reír, soñar, pasar noches sin dormir…, pero, sobre todo, vas a AMAR como nunca has amado a nadie.

La maternidad te ha cambiado desde el primer momento que la nombraste. 

Yo te doy la oportunidad de usar el trampolín de la maternidad hacia un cambio de vida acorde con lo que sientes.

¿Vienes?

Casi se me olvida, me llamo TZAITEL y soy hija, madre y acompañante gestacional. 

Si quieres saber más de mí, aquí estoy.